Quién Pagará El Desastre…

Dentro del taxi de Barcelona no pasa un mes que no ocurre algo que deje en evidencia la inoperancia de los gestores de este servicio. Siempre tenemos temas de que hablar sobre el desconocimiento de estos a la hora de que el taxi de Barcelona funcione mejor. Pasan circulares que no te las acabas de creer hasta que las ves en marcha. Te obligan a instalar equipos en tu coche que al final no sabes si era necesario tanto dinero para el resultado que ofrece. Se modifican criterios en los taxímetros que hacen pensar que es por puro negocio de las casas que fabrican estos equipos.

Hoy ya sabemos algo más sobre el famoso, e impuesto, sistema de alarmas en los taxis, (112). Y sabemos que hay unos 4.000 taxis que ya lo llevan de los cuales algunos van con una sola tarjeta SIM, y otros con dos.
Los que tienen una tarjeta no funcionan. Definitivamente no funcionan como se esperaban, y se recomienda que a la hora de poner este sistema se elija el de dos aunque cueste unos 400 euros más caro, (como si el taxista fuese un individuo que no le viene de 400 €).
No sé quien tiene la culpa de este nuevo destrozo, pero seguro que el que no la tiene es el taxista. El taxista… ese, al cual le meten el miedo en el cuerpo si no hace o pone en su coche lo que le ordenan a la hora de pasar la ITV. Ese que paga los caprichos de otros que desde sus despachos no hacen otra cosa más que pensar en qué pueden hacer para justificar su existencia.
Por lo que se deduce, Industria lo homologó, los talleres lo instalaron, el centro de control 112 hasta hoy no ha dicho que algunos no funcionan, y el taxista pagó y ahora sabe que fue para nada. Hubo subvenciones, que unas se abonaron y otras no. Hubo cobros de telefonía, que unos lo pagaron y otros con toda razón no, pues el sistema nunca se probó en su coche, pero la compañía de telefonía pasó la factura.
Ahora toca dar soluciones a quienes llevan una sola tarjeta, y espero que no recaiga en el taxista un pago adicional por este motivo… o sí.
Como diría el amigo Pecelin: “se admiten apuestas”. Se admiten porque estoy seguro que el desaguisado de los administradores del taxi, o quienes sean, lo acabaremos pagando los de siempre. Aunque sea de forma parcial, si no… no pasarás la ITV.
En un país serio estos estaban en la calle buscándose un trabajo. Si saben lo que es trabajar, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.