Negociar La Crisis Con El IMeT

Durante las últimas semanas, las asociaciones, han estado negociando con la administración del taxi de Barcelona unas medidas a raíz de la crisis que se está viviendo en el sector. Han acudido casi todas, entre ellas estaban las más importantes.

En los preliminares de estas reuniones la FCT se soltó con una bajada de tarifas como medida de solución, pero esto es imposible, pues si algo nos mantiene en el límite de la ruina es precisamente la tarifa. Algunas asociaciones comulgaron con esta idea y no hubo más remedio que hacer dos bloques representando a los sindicatos y asociaciones. Por un lado estaban el STAC, GTI y ATAC, mientras que por el otro, y uniéndose a las tesis de la FCT, estaban el GUT, PYMEC, STAB y las flotas entre otros. Esta separación ya era un signo claro de que el IMeT estaba jugando muy bien sus cartas gracias a la idea del Sr. Goñi y su FCT.

El resultado de estas reuniones dio lugar a una propuesta de la administración que en su punto número uno era gastar el dinero que sobró del Plan de Viabilidad, (un millón de euros), en publicidad para incentivar el uso del taxi. Dinero que, en mi opinión, fue cobrado de forma ilegal y que, por lo tanto, debe ser devuelto a los taxistas.
La FCT sí quiso aceptar ese punto, mientras el STAC, GTI, ATAC y PYMEC lo rechazaron.
No cabe duda de que la Federación del Sr. Goñi y el Sr. Dionisio del STAB no les importan de donde venga el dinero. El tema, para ellos, es figurar que están por soluciones sin arriesgar nada y a costa de un dinero de dudosa procedencia.
En la última asamblea del GTI quedó muy claro cuál es la línea a seguir para esta asociación, y no es otra que la de continuar como en los inicios de esta organización, es decir, reclamar unas elecciones justas para que el taxista sea representado ante las administraciones con toda legitimidad dejando de lado aquellos que se auto-otorgan la representatividad de los taxistas.
Las elecciones es un tema a tratar a parte, pero en esta ocasión hay que recalcar que el juego del IMeT ha sido un fracaso, pues se queda sólo con Goñi y Dionisio para dar esas medidas contra la crisis. Medidas que, al menos, no serán con el consenso esperado por el gerente del Instituto. ¿Se atreverá a consensuarlas con la FCT y el STAB? No lo creo, pues ya le va bien que no se tomen medidas y pase el tiempo excusándose en que la culpa es de las asociaciones que no se añadieron al criterio de la administración.
Estamos en una crisis que aún no ha hecho mella en el grosor del sector, pero cuando el sector se vea sin salida optará como siempre lo ha hecho; protestando a los sindicatos que no hacen nada y todos esos tópicos que ya conocemos, pero cabe preguntarse si el taxista, hasta hoy, ha hecho algo para sentar las bases de un futuro que ahora es tarde. La memoria debe activarse y pensar qué ha hecho cada taxista durante los años buenos por  asegurarse un futuro incierto como el de hoy.
Cuando el GTI convocaba las huelgas era para que la administración cediese en las medidas que hoy nos hubiesen ido bien para paliar la crisis, pero entonces era más fácil escuchar a sindicatos que hablaban de huelga salvaje, y sin motivo, para ponerse a trabajar, porque siempre hemos sido ciegos a los planteamientos del Sr. Narváez y el Sr. Tomás.
Hoy el STAC está por no caer en esa trampa, por lo tanto, la pelota está en el tejado del IMeT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.