Mi Propuesta Particular

Todos los que hemos seguido la última iniciativa llevada por taxistas más o menos organizados hemos visto como han transcurrido las cosas. En un principio la Plataforma tiene un plan que podría ser una solución a los momentos que vivimos e intentó hacer partícipe a las organizaciones constituidas del sector para que se propusieran a la administración. Luego, tras unos acuerdos, se llegó a que era mejor llevar no sólo una propuesta y se negoció con el IMeT.

El IMeT hizo lo de siempre; propuso una solución que no iba a contentar de pleno a todos, y vino el desastre. Es la táctica de siempre. Leímos al Gerente del Instituto asegurando que era consciente de la situación y que estaba en disposición de llegar a una solución. Muchos taxistas le alabaron el detalle sin saber aún que iba a hacer, y llegó la desilusión. El Gerente actuó como lo hace en toda negociación que no es otra que dejar las cosas como están con la excusa de que los taxistas no se ponen de acuerdo. La táctica de siempre sabiendo que siempre hay alguien que va a aceptar sus criterios.
En mi opinión hay varios errores que se han cometido. Uno de ellos, y para mí el principal, es que no se debatió lo suficiente el tema entre los implicados antes de ir a la administración con la propuesta. No se puede arreglar algo en dos semanas y sin contar con todo el que tiene algo que ver con el taxi. La bandera de turnos no le agrada a todo el mundo.
Lo positivo de este episodio es que muchos se han dado cuenta qué es negociar con la administración, y haciendo las cosas como siempre es imposible llegar a ningún sitio. Hay que plantearse el método de hacer las cosas, porque es ahí donde creo que fallan las cosas. Un nuevo sistema de exposición a una solución debe tener el máximo consenso y compromiso del mayor número de agentes posible. El hecho de ir con tu solución como única, y el hecho de que el método es el que tú propones, no va a ningún sitio.
Lo primero que hay que hacer es organizarse y plantear qué se quiere de forma clara para que todos sepamos con quien estamos tratando, luego se intenta llevar estos planteamientos a otros que puedan ayudar a este fin, pero escuchando las soluciones posibles de esos otros por si son mejores y estudiando los posibles contratiempos que se puedan dar. Una vez consensuado se inicia la negociación que debe ser la no imposición de nuestros planteamientos, si no la involucración plena de la administración para que no tenga excusa que se intenta meter en un callejón sin salida a la misma. Es la administración la encargada de darnos soluciones, no nosotros. Nosotros sólo podemos empujar a unas soluciones, pero si el IMeT no está por la labor no hay mucho que hacer. Sólo se moverá si el sector y sus agentes representativos están plenamente conjuntados en unas soluciones que debe aplicar la administración.
Tiene que haber una unión de intereses y unos planteamientos claros con implicaciones de todo el mundo para que nadie pueda eludir su responsabilidad poniendo como excusa la no unificación de criterios del sector representado.
Hay que trabajar en un programa para el futuro comenzando por generalidades sin entrar en detalles que pueden romper los acuerdo por intereses particulares, y esto lo debemos empezar las organizaciones constituidas como tal a trabajarlas. Sin prisas pero sin pausas injustificadas.
La primera pregunta que debemos hacernos es qué modelo de taxi queremos y consensuarlo.

Un comentario sobre “Mi Propuesta Particular”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.